El arzobispo preside la Solemnidad del Apóstol Santiago en la Catedral

El arzobispo preside la Solemnidad del Apóstol Santiago en la Catedral

El arzobispo preside la Solemnidad del Apóstol Santiago en la Catedral

30/07/2017

El arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, presidió hoy, Solemnidad del Apóstol Santiago, la Eucaristía en la catedral de Compostela. Una ceremonia litúrgica que previamente se había iniciado con la Procesión del Patronato, con el Excmo. Cabildo, los Sacerdotes concelebrantes y el Excmo. Sr. Arzobispo. Se portaba la imagen-relicario del Apóstol Santiago, conocido como “Coquatrix”, procedente de la capilla de las Reliquias. Mientras tanto, el Delegado Regio, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, pasaba revista a las tropas y saludaba a las autoridades civiles. La procesión salió al exterior por la puerta de Platerías para, continuando por la rúa de Fonseca, llegar a la plaza del Obradoiro, donde se incorporó la comitiva civil, con el Delegado Regio. La procesión siguió por el Arco de Palacio, para realizar la entrada solemne en la Catedral por la puerta de la Azabachería y proseguir hasta el Altar Mayor, donde se inició la Misa Pontifical.

En su homilía en respuesta a la invocación-ofrenda realizada por el oferente, el presidente Alberto Núñez Feijóo, el arzobispo dijo que “cuando hemos alcanzado tantas cosas buenas que nunca habíamos logrado, en España y en Europa, no debemos olvidar el legado de nuestra historia que junto a aspectos negativos que hay que erradicar, nos ofrece valores e ideales  suficientes y necesarios para la construcción de una sociedad solidaria y esperanzada. No se puede construir lo propio sin velar por el prójimo. La historia espiritual y moral de Europa en torno a la memoria de Santiago ofrece más elementos comunes para construir una auténtica comunidad que elementos divergentes o contrarios entre sí, conscientes de una pluralidad compleja más allá de un pluralismo irreconciliable. Se nos llama a recuperar la centralidad de la dimensión religiosa en la vida. Marginar a Dios no libera al hombre”.

Acompañaron a monseñor Barrio en la celebración eucarística:

  • Excmo. y Rvdmo. Sr. Don Santiago Agrelo Martínez, Arzobispo de Tánger
  • Excmo. y Rvdmo. Sr. Don José Rodríguez Carballo, Secretario de la Congregación para los Inst. VC y Soc. VA.
  • Excmo. y Rvdmo. Sr. Don Luis Quinteiro Fiuza, Obispo de Tui-Vigo.
  • Excmo. y Rvdmo. Sr. Don Alfonso Carrasco Rouco, Obispo de Lugo.
  • Excmo. y Rvdmo. Sr. Don José Leonardo Lemos Montanet, Obispo de Ourense.
  • Excmo. y Rvdmo. Sr. Don Luis Ángel de las Heras Berzal, CMF, Obispo de Mondoñedo-Ferrol.
  • Excmo. y Rvdmo. Sr. Don Juan Antonio Menéndez Fernández, Obispo de Astorga.
  • Excmo. y Rvdmo. Sr. Don Jesús Fernández González, Obispo Auxiliar de Santiago.
  • Excmo. y Rvdmo. Sr. Don Camilo Lorenzo Iglesias, Obispo Emérito de Astorga.
  • Excmo. y Rvdmo. Sr. Don Angel Rubio Castro, Obispo Emérito de Segovia.

En su homilía, monseñor Barrio pidió al Apóstol que intercediese “polos nosos gobernantes para que saiban encontrar, en diálogo sereno e respectuoso coa verdade, solucións aos problemas políticos, sociais e culturais; e por todas aquelas persoas que están ofrecendo os seus mellores esforzos para responder ás esixencias do ben común”.